5 Señales De Que Tu Iglesia Podría Dirigirse Hacia El Cristianismo Progresista

Por Alisa Childers**

Hace varios años, mi esposo y yo comenzamos a asistir a una iglesia evangélica local, no denominacional, y nos encantó. Apreciamos el sentido de comunidad que encontramos entre la gente amorosa y auténtica que encontramos allí, y el pastor inteligente, “fuera de la común“, que guió a nuestro rebaño con sermones inspiradores y perspicaces. Lamentablemente, la iglesia comenzó a salir de los rieles teológicamente, y después de aproximadamente un año y medio, tomamos la difícil decisión de irnos. Hoy esa iglesia es una auto-titulada “Comunidad Cristiana Progresista“.

En aquel entonces nunca había oído hablar de “Cristianismo Progresista“, e incluso ahora es difícil determinar lo que realmente califica a alguien como un cristiano progresista, debido a la diversidad de creencias que caen bajo esa designación. Sin embargo, hay señales –ciertas frases e ideas– que parecen ser consistentes en los círculos progresistas. Aquí hay 5 señales de peligro para ver en tu iglesia:

1. Hay Una Visión Empobrecida De La Biblia

Una de las principales diferencias entre el Cristianismo Progresista y el Cristianismo Histórico es su visión de la Biblia. Históricamente, los cristianos han visto la Biblia como la Palabra de Dios y autoritativa para nuestras vidas. El cristianismo progresista generalmente abandona estos términos, enfatizando la creencia personal sobre el mandato bíblico.

Comentarios que podrías escuchar:

  • La Biblia es un libro humano…
  • No estoy de acuerdo con el apóstol Pablo en este tema…
  • La Biblia condona la inmoralidad, por lo que estamos obligados a rechazar lo que dice en ciertos lugares…
  • La Biblia “contiene” la palabra de Dios…

2. Se Enfatizan Los Sentimientos Sobre Los Hechos

En las iglesias progresistas, las experiencias personales, los sentimientos y las opiniones tienden a ser valoradas por encima de la verdad objetiva. A medida que la Biblia deja de ser vista como La Palabra definitiva de Dios, lo que una persona siente como verdad se convierte en la autoridad final para la fe y la práctica.

Comentarios que podrías escuchar:

  • Ese versículo de la Biblia no resuena conmigo….
  • Pensé que la homosexualidad era un pecado hasta que conocí y hice amiga de algunas personas gay…
  • Simplemente no puedo creer que Jesús envíe gente buena al infierno…

3. Las Doctrinas Cristianas Esenciales Están Abiertas Para La Reinterpretación

El autor progresista John Pavlovitz escribió: “No hay vacas sagradas… (en el cristianismo progresista) La tradición, el dogma y la doctrina son todo juego justo, porque todos pasan por las manos de la humanidad defectuosa”. Definir y volver a interpretar la Biblia sobre temas morales como la homosexualidad y el aborto, y también doctrinas cardinales como la concepción virginal y la resurrección corporal de Jesús. La única vaca sagrada es “no hay vacas sagradas”.

Comentarios que podría escuchar:

  • La resurrección de Jesús no tiene que ser factual para decir la verdad…
  • La posición histórica de la iglesia sobre la sexualidad es arcaica y necesita ser actualizada dentro de un marco moderno…
  • La idea de un infierno literal es ofensiva para los no cristianos y necesita ser reinterpretada…

4. Los Términos Históricos Son Redefinidos

Hay algunos cristianos progresistas que dicen que afirman doctrinas como la inspiración bíblica, la inerrancia y la autoridad, pero tienen que hacer gimnasia lingüística para hacer que esas palabras signifiquen lo que quieren que signifiquen. Recuerdo haberle preguntado a un Pastor: “¿Cree que la Biblia es divinamente inspirada?” Él respondió con confianza: “¡Sí, por supuesto!” Sin embargo, asumí equivocadamente que al usar la palabra “inspirada”, ambos queríamos decir lo mismo. Aclaró meses más tarde lo que quiso decir: que la Biblia está inspirada de la misma manera y en el mismo nivel que muchos otros libros, canciones y sermones cristianos. Esto, por supuesto, no es cómo los cristianos han entendido históricamente la doctrina de la inspiración divina.

Otra palabra que tiende a obtener un cambio progresivo es la palabra “amor”. Cuando se saca de su contexto bíblico, se convierte en un término de captura para todo lo no confrontativo, agradable y afirmativo.

Comentarios que podrías escuchar:

  • Dios no castigaría a los pecadores. Él es amor…
  • Claro, la Biblia es autoritativa, pero la hemos malinterpretado durante los primeros 2.000 años de historia de la iglesia…
  • No es nuestro trabajo hablar con nadie sobre el pecado, es nuestro trabajo simplemente amarlos.

5. El Corazón Del Mensaje Del Evangelio Cambia Del Pecado Y La Redención A La Justicia Social

No hay duda de que la Biblia nos ordena cuidar a los desamparados y defender a los oprimidos. Esta es una parte muy real y profundamente importante de lo que significa vivir nuestra fe cristiana. Sin embargo, el mensaje central del cristianismo -el evangelio- es que Jesús murió por nuestros pecados, fue sepultado y resucitado, y así nos reconcilió con Dios. Este es el mensaje que verdaderamente traerá la libertad a los oprimidos.

Muchos Cristianos Progresistas de hoy encuentran el concepto de Dios de querer que Su Hijo muriera en la cruz como vergonzoso o incluso aterrador. A veces denominado “abuso cósmico infantil”, la idea de la expiación de la sangre no se enfatiza o se niega por completo, con la justicia social y buenas obras entronizadas en su lugar.

Comentarios que podrías escuchar:

  • El pecado no nos separa de Dios, somos hechos a Su imagen y Él nos llamó buenos…
  • Dios realmente no requirió un sacrificio por nuestros pecados –los primeros cristianos tomaron la práctica pagana del sacrificio de animales y contaron la historia de Jesús en términos similares.
  • Realmente no necesitamos predicar el evangelio, solo necesitamos mostrar amor trayendo justicia a los oprimidos y provisión a los necesitados…

Conclusión

Identificar las señales no siempre es obvio, a veces son sutiles y mezcladas con mucha verdad. El cristianismo progresista puede ser persuasivo y seductor, pero llevado a su final lógico, es un asalto al marco fundacional del cristianismo, dejándolo desarmado de su poder salvador.

No debemos sorprendernos al encontrar algunas de estas ideas infiltrándose en nuestras iglesias. Jesús nos advirtió: “Cuídense de los falsos profetas” que “vienen a ustedes vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos feroces” (Mateo 7:15). Por lo tanto, si detectas alguna de estas 5 señales de peligro en tu lugar de culto, podría ser hora de orar para encontrar compañerismo en una comunidad de iglesia más bíblicamente fiel.

**Alisa Childers, es una respetada bloggera cristiana y miembro de Grace Chapel Church en Franklin, Tennessee y una artista con residencia en Whitewater Crossing Christian Church en Cleves, Ohio. Blog original aquí. (Traducción Jairo Izquierdo)

Volver a la Sección de Artículos


This entry was posted in Uncategorized and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply